miércoles, 29 de noviembre de 2017



Silvio Rodríguez: Cantar con Chávez fue uno de mis momentos más memorables

29 noviembre, 2016 •

“Guardo muy buenos recuerdos de Venezuela. Llegué por primera vez en 1974, y por accidente”, relató el cantor, que hoy celebra su cumpleaños número 70, al diario CiudadCCS. Reveló que tiene previsto editar dos nuevas placas discográficas, una con el grupo Trovarroco y otra sólo a guitarra y voz-

CiudadCCS (Johan Misler)
En busca de un sueño se acerca este joven. En busca de un sueño van generaciones. En busca de un sueño hermoso y rebelde. Así musitaba este verso, mientras transcurrían los días tras la búsqueda de un mítico unicornio y, en su lugar, fue hallado un trovador: Silvio Rodríguez.

De su biografía, el poeta y músico solo resaltan unos pocos elementos: “Trovador nacido en San Antonio de los Baños, Cuba, en 1946, hijo de Argelia y Dagoberto”.

Pero hay muchos otros detalles de su trajinar dignos de sacar a la luz: que es uno de los fundadores de la Nueva Trova Cubana; que en 1976 fue enviado a África junto a otros músicos, guitarra en mano, para cantarle a las tropas cubanas y angoleñas que luchaban contra el apartheid; que sus letras han enseñado a generaciones de latinoamericanos que solo el amor consigue encender lo muerto.

Protagonista de sus propias historias, se reafirma ser un necio que morirá como ha vivido; y se declara enemigo acérrimo del conformismo y el oportunismo al sentenciar que con el oportunismo tengo un duelo, con las cabezas como el hierro viejo y, sin embargo, estoy amando y abro un trillo sobre el fango, para luego invitarnos a caminar junto a él en este viaje en la vida.

A propósito de su cumpleaños número 70, que celebramos hoy, el trovador concedió una entrevista a Ciudad CCS vía correo electrónico. El intercambio virtual tomó varias semanas, y cuando nos aproximábamos a pensar que habría pocas probabilidades de recibir una respuesta, de pronto Silvio se hizo presente con su palabra precisa y su verbo siempre entrañable.

En el diálogo –a distancia en lo geográfico pero cercano y caluroso en su contenido– el cumpleañero cuenta cómo y bajo qué circunstancias llegó por primera vez a Venezuela a mediados de los años setenta. También comenta sobre el recuerdo que atesora del Comandante Hugo Chávez. Más adelante habla de su experiencia al haber colaborado con Calle 13 en la grabación del tema Ojos color sol.

Cabe destacar que en los últimos cinco años, Rodríguez ha venido realizando la denominada Gira Interminable, tal como concibe la serie de conciertos realizados en los barrios menos favorecidos de La Habana.

El pasado viernes 18 de noviembre se realizó el concierto de barrio número 77, en el que estrenó un par de temas recientemente escritos. Allí mismo, fue homenajeado por la comunidad de silviófilos y segundaciteros (seguidores de su obra y blog), esparcidos por el mundo, con motivo de sus 70 años de vida.

Si tengo un hermano

—El pasado 15 de agosto se cumplieron doce años de su última visita a nuestro país. En aquel concierto se formó el dúo Silvio y Hugo. ¿Qué recuerdo conserva de aquel encuentro con el Comandante Hugo Chávez?

—Ni la imaginación más delirante podía prever que Hugo Chávez Frías se iba a subir al escenario aquella tarde, dándole vida extra a aquel concierto. Fue un gesto de mucha generosidad y confianza de su parte, que convirtió una cantada en uno de los recuerdos más insólitos y memorables, si no el más, de mi vida de músico.

Resumen de noticias

—¿Cómo ve usted ese acercamiento entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, tras décadas de inexistentes relaciones? ¿Será acaso una especie de Caballo de Troya para impactar desde adentro la Revolución Cubana?

—Geográficamente vivimos muy cerca, salvo por el viejo canal de las Bahamas, que nos separa 90 millas. Esa cercanía ha tenido muchos signos en nuestra historia. Esta otra, la de querer tenernos cerca para seducirnos “por las buenas”, es un propósito manifiesto, no oculto, como solían ser los planes respecto a Cuba en el pasado. Yo veo positivo el acercamiento. Para empezar, lo creo inevitable por la cercanía geográfica y porque le conviene a ambos países, si nos tratamos como deben tratarse los vecinos.

Sin dudas también mejora la imagen imperial, de cara a América Latina, pero a la vez ayuda a completar la aspiración de una región de paz (con dignidad). El acercamiento nos facilita la superación de hostilidades que sólo conducen a más hostilidades y a muchos sufrimientos de los pueblos. Obama empezó por reconocer que la resistencia de Cuba les había cambiado la política. Eso significa una victoria de la resistencia. Y que debemos aprender a convertir en victorias las nuevas circunstancias.

Llover sobre mojado

—La prensa internacional, como brazo político de las grandes corporaciones, busca desarticular a través del engaño y la manipulación el proceso de hermanamiento de los países latinoamericanos y caribeños (como la Celac, ALBA, entre otros). En los años ochenta, usted señalaba que, “reviso pues la fecha de la prensa, me pareció que ayer decía lo mismo”. En la actualidad, ¿qué observa en los medios de información?

—Los medios de información del mundo no son lo que deberían ser. ¿Qué mayor prueba que el triunfo de Trump, cuando toda la prensa daba por ganadora a la Clinton? La prensa en general es voluntarista, ideologizante, suele estar al servicio de los que gobiernan, casi nunca responde a su cabal razón de ser. La prensa es cómplice de los mayores problemas del mundo. Habrá que tener mucho valor para poner la prensa en su lugar, y no menos valor para también reconocer cuando ya lo está.

Me acosa el carapálida

—En el escenario político internacional, cada vez más se observa una mayor injerencia del Gobierno de Estados Unidos en los países latinoamericanos cuyos gobiernos progresistas se han visto amenazados. ¿Cree que estemos en presencia de un nuevo Plan Cóndor?

—Eso es algo que afirman algunos. Creo que es una analogía con aquella política de la guerra fría, pero yo no puedo saber hasta qué punto es idéntico. Lo que sí sé es que el imperio no puede evitar portarse como lo que es, y no como a sus víctimas nos gustaría.

Por lo que a nosotros nos corresponde defendernos y no portarnos como al imperio le gustaría.

Se cuenta de ti

—Luego de haber escuchado la más reciente producción Amoríos y degustar el formato jazzístico con que fueron concebidos los 14 temas que lo componen, ¿qué planes a futuro existen con un nuevo material discográfico?

—Tengo entre manos dos discos que no salieron cuando debieron: uno con Afrocuba y otro con Diákara. Tengo un disco casi terminado con Trovarroco. Y tengo un disco bastante avanzado sólo a guitarra y voz.

Tengo que encontrar más tiempo para terminar como es debido todo eso.

Canción en harapos

—Luego de las experiencias tanto en Lugano (Argentina), como en Vallecas (España), ¿considera factible realizar un concierto en los barrios latinoamericanos?, lugares que por tantas razones han sufrido de exclusión, elemento que contribuye directa o indirectamente con la violencia, carencia de amor y otros valores humanos.

—La verdad es que siento que me queda mucho por hacer en Cuba, también en este sentido. Los conciertos de Lugano y Vallecas fueron posibles porque antes hice giras por Argentina y por España. En Lugano fue porque la entonces ministra de Cultura, Teresa Parodi, lo propició. En Vallecas, porque nos pusimos de acuerdo tres o cuatro trovadores. Los conciertos en los barrios latinoamericanos debieran emprenderlo los músicos y artistas de cada país, presumo que con la ayuda de instituciones apropiadas. Conozco a muchos de todas partes que no quieren la violencia, que pretenden sembrar amor y que creen en los mejores valores humanos. De hecho cantar en las calles es una práctica ancestral.

En una nube viajera

—Durante los años setenta, en alguna ocasión, escribió un verso, Te mando desde Moscú, mi amor hasta Venezuela. ¿Hay posibilidades de una visita suya y los músicos que le acompañan a Venezuela, a cantarle a nuestro pueblo?

—Guardo muy buenos recuerdos de Venezuela. Llegué por primera vez en 1974, con Noel Nicola y por accidente, porque nos acababan de botar de un país (República Dominicana) y para el único lugar hacia donde salía un avión era para Caracas. Después fui muchas veces con otros compañeros y canté en diversos lugares, siempre llenos pero sin demasiado alboroto. Recuerdo que incluso una vez fui a hacer un concierto de barrio en Caracas, –en Baruta, para más señas–, para inaugurar una placita llamada Alfredo Sadel (en octubre de 1991). Las últimas veces que estuve siempre fue apoyando a Chávez, pero no es imposible que vuelva algún día.

¿Qué cosa fuera la maza sin cantera?

—En Latinoamérica, el canto de lucha, compromiso y libertad siempre ha tenido su lugar importante en universidades, fábricas, campos. Con el auge de la música electrónica y de otros géneros musicales (tales como el reguetón), ¿cómo observa el papel del joven trovador de esta época, de esta generación?, tomando en cuenta que el mensaje de sus textos tiene que batallar con el monstruo de la industria musical.

—Siempre ha existido “el monstruo de la industria musical”, a veces más monstruoso que otras, pero siempre. Cantar sólo con guitarra siempre ha sido un reto. Pero hay quienes lo han sorteado con mucho poder de seducción, con gran autenticidad. Latinoamérica ha sido ejemplar en ese sentido. Pienso en Violeta, en los Parra, en Yupanqui, en Alí Primera, en los Mejía Godoy, en muchos más… El destino de la música sólo como mercado es triste, pero, ¿qué se harían los músicos si no hubiera, aunque fuera un mínimo mercado? Monstruos aparte, por supuesto.

Iba silbando mi trino

—¿Cómo fue la experiencia de haber colaborado con Calle 13 en el tema Ojos color sol?

—Muy edificante, son muchachos muy talentosos. Estuvimos dándole vueltas a esa idea durante casi un año. Quedó bien porque trabajamos mucho.

Los últimos sucesos en la poesía

—Bob Dylan fue galardonado con el Nobel de Literatura, hecho que generó diversas opiniones dentro y fuera del mundo literario. También hubo comentarios acerca de si se lo han otorgado al norteamericano, también usted merecería el premio ¿Qué opina al respecto?

—Antes que nada, creo que el Dylan escritor merece cualquier premio literario. Respecto a mí, hace años recibí en mi patria un reconocimiento que no me esperaba: el Premio Nacional de la Música. Yo considero que el que pida más es un goloso.El extraordinario Fidel

Con motivo del sensible fallecimiento de Fidel Castro, el poeta escribió en su blog que el comandante fue “uno de los seres humanos más extraordinarios de todos los tiempos”, quien el 25 de noviembre de 1956 zarpó en el yate Granma para iniciar la Revolución. A propósito de su cumpleaños 90, el pasado 13 de agosto, Silvio recordaba que el líder cubano lo visitó sorpresivamente en su casa el 25 de noviembre de 1996, días antes de que el músico cumpliera 50 y escribió: “Recuerdo que me preguntó cómo me sentía y le contesté que un poco raro, que no acababa de acostumbrarme a la idea de los 50. Entonces me puso una mano en el hombro y me soltó: “Deja que cumplas 70 para que veas lo que es raro”.

Biografía Mínima

Nace el 29 de noviembre de 1946, en San Antonio de los Baños, Cuba. En 1962 se inició en el semanario Mella. Allí compuso su primera canción: El rock de los fantasmas. En 1968 compartió con Noel Nicola, Pablo Milanés, Martín Rojas, Eduardo Ramos y Vicente Feliú el concierto fundacional de la Nueva Trova, de la que fue uno de sus guías. Fue uno de los fundadores del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC, que se especializó en la banda sonora del cine. En 1974 comenzó a grabar su primer disco en solitario, Días y flores. En 1993 fue elegido diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, de la que se retiró en 2008. En 1997 fue nombrado Artista Unesco por la Paz. En 2004 recibió el Premio Nacional de Música; en 2006 el Premio Latino por toda una vida.

Discografía

> Días y flores (1975)
> Al final de este viaje (1978)
> Mujeres (1978)
> Rabo de nube (1980)
> Unicornio (1982)
> Tríptico (1984)
> Causas y azares (1986)
> Oh, melancolía (1988)
> Silvio Rodríguez en Chile (1992)
> Silvio (1992)
> Rodríguez (1994)
> Domínguez (1996)
> Descartes (1998)
> Mariposas (1999)
> Expedición (2002)
> Cita con ángeles (2003)
> Érase que se era (2006)
> Segunda cita (2010)
> Amoríos (2015)

Segunda cita

Desde mayo de 2010, Silvio Rodríguez interactúa con su público a través de una ventana virtual. Se trata del blog www.segundacita.blogspot.com, que sin grandes pretensiones tecnológicas ni alarde publicitario, constituye una bitácora del artista y una ventana para intercambiar experiencias, noticias y opiniones con sus fieles seguidores.

Allí también Rodríguez comparte una de sus aficiones: la fotografía, publicando las imágenes que él mismo capta en sus conciertos y en sus viajes.

El cantautor también tiene una página web, www.zurrondelaprendiz.com, donde está toda la información de su carrera artística. Discos, letras de canciones (editadas e inéditas) y otros textos que son un deleite para los seguidores de este entrañable baluarte del canto y la poesía en América Latina.

Silvio Rodríguez: Cantar con Chávez fue uno de mis momentos más memorables
http://ciudadccs.info/silvio-rodriguez-cantar-chavez-fue-uno-mis-momentos-mas-memorables/

lunes, 8 de diciembre de 2014

HACE DOS AÑOS, TE VIMOS POR ÚLTIMA VEZ, COMANDANTE ETERNO


Hace dos años, el país vio por última vez la última alocución en cadena nacional de radio y televisión de nuestro Comandante Eterno y Máximo Líder de esta Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

Me estremece enormemente llegar a este día 08 de diciembre y recordar aquella noche, cuando estaba aseando a la abuela en casa y de pronto comienza la inesperada cadena. Pensaba yo que hablaría de cualquier otro asunto, menos de lo que nos dijo al país

Chávez había llegado el día anterior, proveniente de nuestra hermana Cuba. Llegó para decirle a todo un pueblo lo que podría suceder después de ese sábado en adelante. Se iría el día siguiente (domingo) en la noche y su voz ya no la oiríamos más.

Puedo asegurar que aquí sigue. Acá nos acompaña día a día.

¡QUE NADIE SE EQUIVOQUE!
¡SU LEGADO NO PODRÁ SER JAMÁS VIOLENTADO!

Les comparto el video y la transcripción de aquellas palabras históricas



Foto: MINCI
Prensa PSUV.- Se presenta a continuación la transcripción completa de la cadena nacional de radio y televisión realizada el 8 de diciembre del año 2012 por el máximo líder de la Revolución Bolivariana, presidente de la República Hugo Rafael Chávez Frías, donde traza la hoja de ruta que debe seguir la Revolución, unidos, ante las circunstancias que se surjan en los próximos días, semanas y meses.
Palacio de Miraflores
Sábado, 8 de diciembre de 2012
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez
Sábado 08 de diciembre, nueve y media de la noche, un poquito más ¿no? nueve y treinta y tres, treinta y cuatro…
Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello Nueve y treinta y tres.
Presidente Chávez Buenas noches Venezuela, buenas noches a todo el pueblo venezolano, desde este querido recinto, el llamado Despacho uno, de la Presidencia de la República aquí al lado del Vicepresidente Nicolás Maduro, al lado del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, la vicepresidenta de Consejo de Ministros para toda el área social, Yadira Córdova, el vicepresidente de Consejo de Ministros para todo lo que es el área económica financiera Jorge Giordani, el vicepresidente de Consejo de Ministros para todo lo que es el desarrollo territorial y vivienda, Rafael Ramírez, el vicepresidente de Consejo de Ministros para el desarrollo económico, productivo, Ricardo Menéndez, los ministros de ciencia y tecnología, Jorge Arreaza, ministro de defensa, el almirante Diego Molero Bellavia. Por allá el ministro de comunicación e información, la ministra del despacho, el general jefe de la Casa Militar, el ayudante y el batallón de Teresita ¿cómo están muchachos?
Asistentes Bien.
Presidente Chávez Buenas noches a todos, buenas noches a todas. Bueno yo me veo obligado por las circunstancias, ustedes saben mis queridas amigas, mis queridos amigos venezolanas y venezolanos todos, que no es mi estilo un sábado por la noche y menos a esta hora, nueve y media de la noche ¿te acuerdas de aquella película Diosdado?
Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello ¿Cuál?
Presidente Chávez Saturday… ¿cómo es?
Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello Saturday night fever.
Presidente Chávez Fiebre de sábado por la noche, John Travolta, yo bailaba La lambada compadre [risa] Yadira también la bailaba.
Asistentes [risas].
Presidente Chávez [risas] Bailábamos La lambada, yo recuerdo esa película, tuvo mucho impacto. Hace poco vi una película, Travolta ya con unos años encima pero buen actor, excelente actor, John Travolta ¿ese es el nombre de él, del actor? ¿No?
Asistentes Sí.
Presidente Chávez Y Olivia Newton-John ¿te acuerdas? ¡ah! Era el impacto de aquellos años ¿qué? los años 80, los años 70, los años 80, Teresa Maniglia bailaba La lambada pero divino, yo la vi una vez.
Asistentes [risas].
Presidente Chávez Bueno entonces no es mi estilo una cadena nacional un sábado por la noche, pero obligado por las circunstancias me dirijo a ustedes Pueblo Venezolano, nación venezolana, amigas y amigos todos, compatriotas todos y más allá a los amigos y amigas de otras latitudes. Como ustedes… como es bien sabido, como es bien sabido, pues nosotros hemos venido dando además de todas las batallas políticas, económicas, sociales, esta batalla histórica, esta batalla histórica que, bueno, que nos tocó, que nos ha tocado y gracias a Dios que nos tocó, a nosotros nos tocó retomar las banderas de Bolívar, las banderas desgarradas, nos tocó retomar las banderas mancilladas, la bandera patria ésta que aquí está, amarillo, azul y rojo y sus ocho estrellas ahora como mandó Bolívar desde Angostura, ocho estrellas y más allá las banderas del Pueblo, banderas mancilladas, desgarradas, pisoteadas durante, bueno, casi todo el siglo XIX después de la epopeya y durante casi todo el siglo XX y nos tocó a nosotros pues, terminando el siglo XX y comenzando el XXI, comenzó aquí una nueva era, me decía Fidel anteanoche despidiéndonos en La Habana “Bueno Chávez esa llamarada…” la llamarada se hizo, se hizo continente, la llamarada, el fuego sagrado. Fue como una resurrección lo que hemos visto, lo que hemos vivido. Aquí había un continente dormido, un pueblo dormido como muerto y llegó el Lázaro colectivo y se levantó, finales de los 80, los 90, los 90 terminando el siglo XX pues, se levantó aquí en Venezuela una Revolución, se levantó un pueblo y nos ha tocado a nosotros, algunos de nosotros, a muchos de nosotros mujeres, hombres, asumir responsabilidades, asumir papeles de vanguardia, asumir papeles de dirección, de liderazgo por distintas razones civiles, militares y hemos confluido pues, distintas corrientes terminando el siglo y comenzando este siglo.
En Venezuela se desató la última Revolución del siglo XX y la primera del siglo XXI, Revolución que -¿quién lo puede dudar?- ha tenido cuántos impactos en la América Latina, en el Caribe y más allá y más allá y seguirá teniendo impacto. Pues además de todas esas batallas se presentó una adicional, imprevista, repentina para mí y no para mí pues, para todos, para todos nosotros porque tengo la dicha de sentirme acompañado ¿eh? De no ser un solitario, de no ser un solitario y luego hemos estado enfrentando el problema de la salud con mucha mística, con mucha fe, con mucha esperanza, con mucha dedicación en lo individual, lo familiar, en lo colectivo como una gran familia. Hemos
enfrentado además manipulaciones, hemos enfrentado ¿cómo se llama? ¿sí?
Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello: Miseria.
Presidente Chávez ¡Miseria! Bueno, las miserias “Nada humano me es extraño…” dijo alguien, miserias, etcétera, pero por encima de todo con la frente en alto, con la dignidad incólume ¿eh? Como pueblo, como nación y yo como individuo, como uno más, uno más de esta gran corriente bolivariana que aquí se desató. Comenzando el año tuvimos una recaída que fue enfrentada con éxito, sin duda que con gran éxito, un gran éxito por cuanto terminábamos la… el tratamiento de la radioterapia en mayo y unos días después, apenas estábamos inscribiendo la candidatura a la Presidencia de la República, como recordamos, yo fui uno que insistí y así lo hicimos, insistí, rodando los tiempos, insistí en hacerme todos los chequeos médicos antes de inscribir la candidatura aquí en Venezuela, en Cuba y bueno todos los resultados fueron favorables, si hubiese surgido algún resultado negativo en esos exámenes, tengan ustedes la seguridad que yo no hubiese inscrito y asumido la candidatura presidencial. Afortunadamente esta Revolución no depende de un hombre, hemos pasado etapas nosotros y hoy tenemos un liderazgo colectivo que se ha desplegado por todas partes, a mí me ha dado mucho gusto en estas horas desde nuestra llegada ayer al amanecer casi ya y bueno desde La Habana en los últimos diez días casi, verificar, constatar -una vez más- ese liderazgo colectivo, dígame la campaña para las elecciones de gobernadores, andan desplegados nuestros líderes, nuestros cuadros, hombres, mujeres con un gran fervor patrio y yo les felicito y estoy seguro que escribiremos otra página grandiosa el próximo domingo, el otro ¿no? el 16 de diciembre.
Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello El 16.
Presidente Chávez Un fervor participativo, organizativo, con propuestas, con ideas, con altura de debate ¿eh? Un fervor organizativo de las bases populares, de participación, eso nunca se vio aquí ¡jamás! Desde hace mucho tiempo se había visto. Creo que jamás se vio en verdad en casi 200 años.
Bueno, también me ha dado mucho gusto verificar y constatar cómo marcha, como estamos cerrando ciclos ¿no?, hicimos un esfuerzo grande para asegurar el pago de aguinaldos, bonificaciones para todos los empleados, trabajadores, trabajadoras, y no sólo del Gobierno central, gobernaciones, alcaldías. Y, bueno, hay un fervor, además del fervor político electoral, rumbo al 16 de diciembre, bueno un fervor también familiar, navideño, desatado por todas partes. Cómo marchan los proyectos fundamentales del Gobierno, la Misión Vivienda, se entregó la vivienda número 300 mil, allá en el Zulia; el tema económico, el ingreso al Mercosur, la cumbre de Mercosur, todo eso marcha, y marcha a buen paso. Claro, siempre, como aquí mismo lo dije en esta mesa, el tema de las inspecciones, también marchan muy bien las inspecciones, los inspectores, para corregir a tiempo, con mano firme, orientadora. Allí está la almiranta Carmen, la llaman “la Inspectora”, ¿no? Y andan desplegados los inspectores. Tengo ya bastantes informes y se están tomando medidas correctivas, y hay que seguirlo haciendo, en todos los ámbitos. Bien, ahora, volviendo al tema central, como decía, comenzó la campaña electoral, una recuperación exitosa, todos aquellos meses de junio, julio más bien, julio; el mes de julio, todos los eventos militares que hicimos, luego la campaña, las giras por el país; luego enfrentamos las inundaciones de Cumanacoa, luego la tragedia de Amuay, terminando agosto; septiembre, el remate de la campaña electoral, las giras, la última avalancha de Sabaneta a Miraflores, el diluvio que nos cayó aquí en las siete avenidas, la avenida Bolívar y siete más, o seis más que se desbordaron de Patria, el Plan de la Patria, las discusiones.
Bueno, si yo no hubiese estado… Digo esto porque por ahí han surgido versiones de que no, de que todo fue un engaño. No, no, no. Enfrenté esa campaña, bueno, con todo mi fervor, como siempre, y acompañado por ese pueblo, fervoroso también, y haciendo pues un esfuerzo, como siempre lo hemos venido haciendo. Inmediatamente al terminar, o al coronar la victoria del 7 de octubre, la gran victoria del 7 de octubre, a los pocos días me repetí los exámenes, aquí, allá en La Habana, y todo salió bien, todo salió bien.
Sin embargo alguna inflamación, algunos dolores, seguramente producto del esfuerzo de la campaña y del mismo tratamiento de la radioterapia, en una zona que es muy sensible, entonces le empezamos a prestar mucha atención a ello. Yo reduje mis apariciones públicas para enfrentar la problemática, con los médicos, el tratamiento, y bajar los niveles de inflamación y de molestias.
En todo este proceso surgió la recomendación médica de someterme a tratamiento hiperbárico, la cámara hiperbárica. Motivado a esta recomendación para acelerar la recuperación, solicité a la Asamblea Nacional, fue el 27 de noviembre, recuerdo, en carta que está allí, solicité la autorización para ausentarme del país, a la hermana República de Cuba, donde se me ha venido siguiendo pues todo este proceso, para seguir el tratamiento hiperbárico. Salimos el 27 y el 28 comenzamos en la cámara hiperbárica. Fueron varios días de tratamiento, de seguimiento, sin embargo por algunos otros síntomas decidimos, con el equipo médico, adelantar exámenes, adelantar una revisión, una nueva revisión exhaustiva, y bueno lamentablemente, así lo digo al país, en esa revisión exhaustiva surge la presencia, en la misma área afectada, de algunas células malignas nuevamente.
Eso nos ha obligado a revisar, a revisar el diagnóstico, la evolución del tratamiento, a consultar expertos, y se ha decidido, es necesario; es absolutamente necesario, es absolutamente imprescindible someterme a una nueva intervención quirúrgica. Y eso debe ocurrir en los próximos días. Incluso les digo que los médicos recomendaban que fuese ayer, ayer; a más tardar ayer, o este fin de semana. Yo dije: No. No, en verdad yo solicité permiso para el tratamiento hiperbárico, se presenta esto y yo quiero ir allá, yo necesito ir a Venezuela.
Y vine fue a esto, ¿ves?, llegamos ayer de madrugada, Fidel estuvo muy pendiente, Raúl, nos reunimos, evaluamos. Ayer descansamos un poco, revisamos documentos, por ahí firmé unas cartas que estaban pendientes, unas designaciones de embajadores, unos recursos del Fondo Chino, el informe de Mercosur, del viaje que hizo Rafael Ramírez con Menéndez a la reunión del Mercosur; la Comisión Mixta a Pekín, que fue muy exitosa también, allí estuvieron Giordani con Rafael y Edmée también estuvo, un equipo; Asdrúbal. Cuando no, Asdrúbal… China, allá está Asdrúbal (risa), ¿ves?
Bueno, todo lo que es el proceso de las alianzas estratégicas, que esa es otra cosa que aquí no había, Venezuela en Mercosur, imagínate. Venezuela alianza estratégica con China, con Rusia, y con muchos otros países del mundo. El ALBA, la Celac, son estas cosas que han ocurrido, que han venido ocurriendo, paso a paso, como producto de esta revolución que se desató en América Latina.
Bueno, yo decidí venir, haciendo un esfuerzo adicional en verdad, porque bueno los dolores son de alguna importancia ¿no? Pero, bueno, con el tratamiento, calmantes, estamos en una fase preoperatoria, preparando todo. Yo necesito, debo retornar a La Habana mañana, así que aquí tengo la carta de solicitud a la Asamblea Nacional, al presidente aquí presente, el compañero Diosdado Cabello, voy aprovechar para firmarla de una vez, para que por favor la soberana Asamblea Nacional me autorice a ausentarme ahora —aquí está explicado— con el objetivo de la nueva intervención quirúrgica.
Denme un minuto, por favor, unos segundos. Correcto. Ya está firmado. Hago entrega de la solicitud, señor Presidente, para ir a enfrentar esta nueva batalla. Con el favor de Dios, como en las ocasiones anteriores, saldremos victoriosos, saldremos adelante. Tengo plena fe en ello, y bueno como hace tiempo estoy aferrado [besa a Cristo] a Cristo, el Cristo… Uno siempre ha vivido de milagro en milagro, siempre he dicho yo. Llegamos al 4 de febrero como de milagro. ¡Ah!, Molero, eso fue como de milagro. Después de tantos años, de tantos ires y venires ¿no? ¡Ufff!, cuántos años y cuántos… Recuerdo los días de teniente, ya andábamos nosotros allá en los Blindados de Maracay, metidos atrás en el polígono, reuniéndonos, entre tanques y soldados. Y allá en los paracaidistas, en San Jacinto, en La Placera al fondo, allá nos íbamos a trotar, éramos tenientes, tenientes. 25 años, 26 años. Y, bueno, fue como de milagro llegar al 4 de febrero. Y fue como de milagro llegar aquí. 27 de noviembre después, y llegar aquí a esta casa del pueblo. Fue como de milagro el 11 de abril, 12 de abril, 13 de abril; eso fue como un milagro, fue un milagro. Yo sigo aferrado a ese milagro. Ahora, en todo caso, en todo caso; a pesar de que todo se planifica bien, los detalles de esta nueva batalla, sin embargo en todos procesos hay riesgos, quién puede negarlo, en toda operación, y de este tipo ¿no?, y contra este mal implica un riesgo, implica un riesgo; eso es innegable. Y tenemos nosotros la dicha, ya lo dije hace rato, y ayer en la madrugada, creo que fue el almirante Molero que me lo decía ahí en Maiquetía, tenemos Patria hoy, tenemos Patria. Venezuela ya hoy no es la misma de hace veinte años, de hace cuarenta años.
No, no, no. Tenemos un pueblo, tenemos una Fuerza Armada, la unidad nacional. Si en algo debo insistir en este nuevo escenario, en esta nueva batalla, en este nuevo trance —diría un llanero por allá— bueno es en fortalecer la unidad nacional, la unidad de todas las fuerzas populares, la unidad de todas las fuerzas revolucionarias, la unidad de toda la Fuerza Armada, mis queridos soldados, camaradas, compañeros; la unidad del Ejército, mi Ejército, mi amado Ejército. El Ejército, la Marina, m amada Marina. Digo porque los adversarios, los enemigos del país no descasan ni descansarán en la intriga, en trata de dividir, y sobre todo aprovechando circunstancias como estas, pues. Entonces, ¿cuál es nuestra respuesta? Unidad, unidad y más unidad. ¡Esa debe ser nuestra divisa! Mi amada Fuerza Aérea, mi amada Guardia Nacional, mi amada Milicia. ¡La unidad, la unidad, la unidad!
El Partido Socialista Unido de Venezuela, los partidos aliados, el Gran Polo Patriótico, las corrientes populares revolucionarias, las corrientes nacionalistas. ¡Unidad, unidad, unidad! ¡Unidad! Decía Bolívar: “Unámonos o la anarquía nos devorará, sólo la unidad nos falta —dijo después, o antes había dicho— para completar la obra de nuestra regeneración…”. Al respecto, porque no quiero alargar mucho estas palabras, ya son casi las diez de la noche, al respecto, como está previsto en la Constitución, allí está todo previsto, una vez que se me autorice salir del país, pues es el vicepresidente, el compañero Nicolás Maduro, un hombre revolucionario a carta cabal, un hombre de una gran experiencia, a pesar de su juventud; de una gran dedicación al trabajo, una gran capacidad para el trabajo, para la conducción de grupos, para manejar las situaciones más difíciles. Lo he visto, lo hemos visto. ¿Cuántos años tienes tú de canciller, Nicolás?
Vicepresidente ejecutivo de la República, Nicolás Maduro: Seis años y tres meses.
Presidente Chávez Seis años y tres meses.
¡Cuánto, cuánto…! En cuántas situaciones, en cuántas circunstancias hemos visto, y yo en lo personal, a Nicolás, acompañarme en esta difícil tarea, allí en distintos frentes de batalla. Pues, él queda al frente de la Vicepresidencia ejecutiva de la República, como siempre hemos hecho en permanente contacto. Pero yo quiero decir algo, quiero decir algo, aunque suene duro, pero yo quiero y debo decirlo, debo decirlo. Si como dice la Constitución, cómo es que dice, si se presentara alguna circunstancia sobrevenida, así dice la Constitución, que a mí me inhabilite, óigaseme bien, para continuar al frente de la Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela, bien sea para terminar, en los pocos días que quedan… ¿Cuánto?, ¿un mes? Hoy es… Sí, un mes, un mes.
Presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello: Treinta y dos días.
Presidente Chávez Y sobre todo para asumir el nuevo período para el cual fui electo por ustedes, por la gran mayoría de ustedes, si algo ocurriera, repito, que me inhabilitara de alguna manera, Nicolás Maduro no sólo en esa situación debe concluir, como manda la Constitución, el período; sino que mi opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que —en ese escenario que obligaría a convocar como manda la Constitución de nuevo a elecciones presidenciales— ustedes elijan a Nicolás Maduro como presidente de la República Bolivariana de Venezuela. Yo se los pido desde mi corazón. Es uno de los líderes jóvenes de mayor capacidad para continuar, si es que yo no pudiera —Dios sabe lo que hace—, si es que yo no pudiera, continuar con su mano firme, con su mirada, con su corazón de hombre del pueblo, con su don de gente, con su inteligencia, con el reconocimiento internacional que se ha ganado, con su liderazgo, al frente de la Presidencia de la República, dirigiendo, junto al pueblo siempre y subordinado a los intereses del pueblo, los destino de esta Patria.
Algunos compañeros me decían que no hacía falta, o han opinado en estas últimas horas, que no hacía falta decir esto. Pero en verdad yo he podido desde La Habana decir casi todas las cosas que he dicho esta noche, en esta media hora casi, pero yo creo que lo más importante, lo que desde mi alma, desde mi corazón me dicta la conciencia, lo más importante, o de lo más importante que yo vine aquí, haciendo el esfuerzo del viaje, para retornar mañana, una vez se me conceda el permiso, ha sido esto, Nicolás, de lo más importante, de lo más importante. Y en cualquier circunstancias nosotros debemos garantizar la marcha de la Revolución Bolivariana, la marcha victoriosa de esta Revolución, construyendo la democracia nueva, que aquí está ordenada por el pueblo en Constituyente; construyendo la vía venezolana al socialismo, con amplia participación, en amplias libertades, que se están demostrando una vez más en esta campaña electoral para gobernadores, con candidaturas por aquí y candidaturas por allá. Libertades. En plenas libertades. En el marco de este mensaje, que por supuesto jamás hubiese querido transmitirles a ustedes, porque me da mucho dolor en verdad que esta situación cause dolor, cause angustia a millones de ustedes, pues, que hemos venido conformando una sólida… un solo ente, porque como decíamos y decimos, ya en verdad Chávez no es este ser humano solamente, Chávez es un gran colectivo, como decía el eslogan de la campaña: ¡Chávez, corazón del pueblo! Y el pueblo está aquí en el corazón de Chávez. Y menos aún en estos días de Navidad. Pero, bueno, así son las circunstancias de la vida. Yo, sin embargo, aferrado a Cristo, aferrado a mi Señor, aferrado a la esperanza y a la fe, espero -así lo pido a Dios- darles buenas noticias en los próximos días y que podamos juntos seguir construyendo lo que ahora sí tenemos pero que debemos seguirlo construyendo. Tenemos Patria, tenemos una Patria ¡cuanto costó, cuanto costó recuperarla! Revivirla, levantarnos con ella entre dolores, entre pesares, recordemos cuanto ha costado, cuanto nos ha costado a millones, a millones. Nunca olvidaré o mejor dicho, recuerdo en este momento aquella frase de Simón Bolívar, el Padre Bolívar cuando en los últimos días de su batalla física en este mundo, le decía a Urdaneta, al general Urdaneta “Yo no tengo patria a la cual seguir haciendo el sacrificio…” ¿ve? Y lo echaron y lo vilipendiaron y lo vejaron “Mis enemigos me quitaron la Patria…” dijo, hoy ¡ah! Gracias a Dios, Padre Bolívar, cuán distinta es la situación para todos nosotros hombres y mujeres. Hoy sí tenemos Patria y es la tuya Bolívar, es la que tú comenzaste a labrar, a labrar junto a millones de hombres y mujeres hace 200 años y antes habían comenzado también a labrarla, hoy es Día de Guaicaipuro, nuestros hermanos aborígenes en su lucha, en su resistencia, 500 años de lucha. Hoy, por fin, después de tanta lucha tenemos Patria a la cual seguir haciendo el sacrificio, desde mi corazón de patriota reitero mi llamado a todos los patriotas de Venezuela y a todas las patriotas de Venezuela, porque, bueno, somos revolucionarios, somos socialistas, somos humanos, somos muchas cosas pero en esencia, patriotas, patriotas y cada vez que yo hablo del patriota, recuerdo aquella canción, vieja canción de los solados tanquistas de Venezuela que aprendí de casi niño todavía ya aquí la
llevo en el alma ¿eh?
[canta] Al rumor de clarines guerrero, ocurre el blindado, ocurre veloz, con celoso dragones de acero que guardan la Patria, que el cielo nos dio, patria, patria, patria querida tuyo es mi cielo, tuyo es mi sol, patria, tuya es mi vida, tuya es mi alma, tuyo es mi amor.
Tuya Patria, la Patria ¡hoy tenemos Patria! Y pase lo que pase en cualquier circunstancia seguiremos teniendo Patria, Patria perpetua -dijo Borges- Patria para siempre, Patria para nuestros hijos, Patria para nuestras hijas, Patria, Patria, la Patria. Patriotas de Venezuela, hombres y mujeres: Rodilla en tierra,
unidad, unidad, unidad de los patriotas.
No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria.
Nicolás allá está la Espada de Bolívar, a ver si la pueden traer ¿eh? La Espada de Bolívar, la espada del Perú, la que le dieron a Bolívar en el Perú 1824, bueno, delante de esa espada juramos ¿eh? Delante de esa espada juramos, delante de esta bandera juramos, delante de Dios, delante de nuestro Pueblo.
Estaremos muy pendientes y pido todo el apoyo, todo el apoyo del Pueblo y de todas las corrientes y de todos los sectores de la vida nacional, de los patriotas de Venezuela, civiles, militares, hombres, mujeres ¿eh? En estas circunstancias, todo el apoyo, bueno, en primer lugar para el Gobierno Revolucionario en esta coyuntura, continuar arreciando la marcha rumbo a lo que ya está ahí en el horizonte, la gran victoria del 16 ¿no es? 16 de diciembre, las gobernaciones de todo el país y el apoyo, la unidad ante las decisiones que tengamos que ir tomando en los próximos días, en las próximas semanas, en los próximos meses. Sea como sea y con esto termino, hoy tenemos Patria, que nadie se equivoque. Hoy tenemos Pueblo, que nadie se equivoque.
Hoy tenemos la Patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado. Sólo me resta decirles, con las buenas noches a las diez y diez minutos de esta noche del sábado ¡Hasta la victoria siempre!
Fuente: Minci

http://www.psuv.org.ve/temas/noticias/transcripcion-completa-palabras-presidente-chavez-su-ultima-cadena-nacional-081212/#.VIY-2t-jn8s

miércoles, 13 de agosto de 2014

HISTORIA DEL SABOTAJE DE LA HARINA DE MAÍZ PRECOCIDA POR PARTE DE EMPRESAS POLAR





HISTORIA DEL SABOTAJE DE LA HARINA DE MAÍZ PRECOCIDA POR PARTE DE EMPRESAS POLAR (*)



El producto premiun de Empresas Polar, Harina Pan, está rodeado de dudas desde su invento hasta hoy día, cuando precisamente este rubro forma parte de la guerra económica que emprende la derecha contra el pueblo venezolano.


En el trabajo realizado por los camaradas de La Iguana se muestra la verdad del procedimiento industrial para hacer harina de maíz inventada por Luis Caballero Mejías, su legalización y patente, así como el real plan de siembra manejado hasta la fecha por la familia Mendoza.


En este sentido acá se presenta cómo Empresas Polar se convirtió en una de las primeras 4 compañías que recibió por 9 años más dólares a través de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi). 


Según algunas investigaciones que acá se ofrecen, “La Polar” estaría incursa en una jugada maestra desde septiembre de 2011 que le permitiría desde entonces mantener una forma de “cadivismo” por intermedio de la empresa canadiense Deutsche Tran Trustee Inc.


A continuación, la infografía de La Iguana explica a profundidad todos estos detalles que posiblemente usted no sabía hasta ahora, porque los medios privados se han propuesto, precisamente, mostrar otra realidad del tema.



 


 




TOMADO DEL  PORTAL LA IGUANA
(*) Algunos cambios realizados en el texto original a cargo del autor de este blog

sábado, 2 de agosto de 2014

UN DÍA COMO AYER


... hace ya diez años (01-08-2004), el dúo Silvio-Hugo (o Hugo-Silvio), quedaría bautizado para la historia por nuestro Comandante Eterno, cuando recitó el tema de José Arvelo Torrealba por aquí pasó acompañado por la guitarra de nuestro padre, hermano y amigo, Silvio Rodríguez.

Habían pasado ocho meses de su anterior visita, cuando el trovador nos regala otra presentación (hasta ahora la más reciente y deseamos nos vuelva a visitar muy pronto).

En ese momento, el presidente Chávez, siempre al lado de la Historia, nos estaba convocando a una importantísima Batalla: La Batalla de Santa Inés1 (como habría denominado el proceso electoral de aquel 15 de agosto, en el que sólo una persona como Hugo Chávez ha sido capaz de realizar: someterse a un referéndum revocatorio). Dos años antes, ya nuestro pueblo había atravesado uno de los más grandes desafíos de la Revolución Bolivariana, como fue el nefasto y breve golpe de Estado de abril de 2002.




Desde ese momento en adelante, la Revolución empezó a vivir ataque tras ataque por parte de la burguesía nacional, así como de los intereses imperiales por nuestro suelo. Al sol de hoy, podemos corroborar que los ataques se han venido redoblando, con el propósito de arrebatarnos lo que hemos construido a fuerza de sangre y esfuerzo popular (hoy en día encabezada por el presidente Nicolás Maduro).

Para recordar aquel primero de agosto, colocaré el audio2 de aquella intervención de Silvio desde el Paseo Monumental de Los Próceres, en el concierto denominado Voces por la Unidad con los siguientes temas

1) QUIERO CANTARTE UN BESO
2) SUEÑO CON SERPIENTES
3) A DÓNDE VAN
4) CITA CON ÁNGELES
5) SINUHÉ
6) TE DOY UNA CANCIÓN
7) QUÉ SÉ YO (NANA)
8) POR AQUÍ PASÓ (SILVIO RODRÍGUEZ Y HUGO CHÁVEZ)






1 1http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Santa_In%C3%A9s
http://www.milicia.mil.ve/sitio/web/images/pdf/batsantaines.pdf 

2 Audio extraído del video que transmitió en vivo esa noche VTV

miércoles, 16 de julio de 2014

DIBUJOS INFANTILES EN MEDIO DE BOMBAS Y SANGRE


La muerte sigue siendo protagonista en las pequeñas almas que van creciendo en medio del absurdo y cruento sionismo.

Concuerdo plenamente en lo que Silvio comenta en su blog, acerca de aquellos niños que sufrieron el holocausto nazi, hoy son abuelos y padres de los que sostienen una guerra fraticida y genocida contra el pueblo palestino. La misma estrella que sufría los embates del nazismo, hoy se alza para cubrir de muerte y dolor la Franja de Gaza.

¡Que se detenga de una vez y para siempre esos constantes ataques sionistas por parte del estado de Israel!

Silvio comenta:
Pablo Poletto, hace muchos años hice una canción basada en los dibujos de los niños judíos del campo de concentración de Terezín. Quién me iba a decir a mi que los descendientes de aquellos niños le harían dibujar los mismos horrores a la niñez palestina.
Terezin 
 1968

Una pesadilla blanca
de chimeneas quemando sangre,
para hijos de Judea
con rara estrella y rostro de hambre.

En invierno y verano es igual:
tras alambres no hay estación.
Terezín de los niños jugar
con la muerte común
mientras pintaban un cielo azul,
mientras soñaban con corretear,
mientras creían aún en el mar
y los llevaban a caminar
para no regresar.

Terezín,
Terezín,
Terezín,
pelota rota.

Sed de tardes ya increíbles
saltaron locas las altas tapias.
Y el amor, irreductible,
quedó colgado en alambradas
de Terezín.

Terezín,
Terezín,
Terezín,
pelota rota.


Niños de Gaza dibujan su realidad
Los niños de Gaza no tienen tiempo ni ganas de jugar en medio de la guerra (...)




15/07/2014 03:53:00 p.m. |

n7
n6

n5

n4

n3

n2

n1